Viajes urbanos VOLVER

Proyecto " Day to night" un paseo por los icónicos lugares del mundo

Stephen Wilkes, un reconocido fotógrafo que logra "congelar" un día entero en los lugares más icónicos del mundo. Sumate a esta aventura

Cartier-Bresson, padre de la fotografía de calle y del fotoperiodismo, consideraba que lo crucial para tomar una buena foto era disparar en el "instante decisivo". Ese momento único congelaría el tiempo, lo que ocurría a su alrededor, en una imagen que lo resumiera todo.

Stephen Wilkes, muchas décadas después, va un paso más allá: "¿Qué sentimiento nos dejó el día? ¿Cómo se movió el sol, cómo cambió la luz, cómo se expandió la sensación de espacio a tu alrededor? Demasiado a menudo, las fotografías no parecen poder devolvernos el recuerdo en toda su rica intensidad", reflexiona.

Obsesionado con esa idea de capturar el momento en toda su plenitud, el fotógrafo convirtió en su misión agrupar, en una sola instantánea, todo lo que sucede en un lugar durante una jornada entera. "Day to Night ha sido un viaje personal de diez años para lograr capturar los elementos fundamentales de nuestro mundo a través de la horquilla de un día completo. Es una síntesis de arte y ciencia, y una exploración del tiempo, la memoria y la historia a través de los ritmos de 24 horas de nuestras vidas", resume el autor.

Para conseguir el milagro, Wilkes elige un punto, generalmente alto, desde el que poder enfocar con su cámara panorámica todo lo que ocurre en un lugar. "Después de disparar unas 1.500 imágenes, selecciono los mejores momentos del día y la noche. Usando el tiempo como guía, mezclo todos estos instantes en una única fotografía, una visualización de nuestro viaje consciente a través del tiempo".

Este mastodóntico trabajo de estudio, que llega a durar hasta cuatro meses, está influenciado por el trabajo de grandes maestros de la pintura y, en particular, de Bruegel. Así, su cuadro La cosecha, que muestra todo lo que sucede en el campo durante los meses de agosto y septiembre en un sólo óleo, fue una de las mayores inspiraciones para el artista.

Este acercamiento a la fotografía da como resultado imágenes sorprendentes, casi mágicas, que realmente "congelan" el tiempo; nunca podríamos, de otra manera, observar con detalle y grabar en nuestra memoria lo que sucede en lugares icónicos del mundo como la Torre Eiffel, Times Square, Trafalgar Square o la Ciudad del Vaticano.

Porque Wilkes no fotografía cualquier cosa: elige espacios que significan algo para la humanidad, ya sea por su valor cultural y simbólico como por su valor ambiental, pues también retrata emplazamientos naturales difícilmente asequibles para el ciudadano de a pie, como el Parque Nacional de Serengueti, en Tanzania.

Estas fotografías que nos permiten entender mejor nuestro mundo son usualmente expuestas en tamaños gigantescos para su mayor apreciación, en impresiones de unos cuatro metros y medio. Ahora, Taschen reduce el trabajo a 42x33 centímetros, para que jornadas enteras de los lugares más fascinantes del planeta nos quepan en la mano.

El volumen de 260 páginas que recoge la obra se llama Stephen Wilkes. Day to Night, y, frente a él, uno se puede pasar horas completas maravillado, en una especie de Buscando a Wally que nos hace sentir tanto turistas privilegiados como pequeños espías. Para Wilkes, apostarse y fotografiarlos es, de hecho, una especie de meditación.

"En un mundo en el que la humanidad se ha ido obsesionando con estar conectado, la capacidad de mirar profunda y contemplativamente se está volviendo una experiencia humana en peligro de extinción. Fotografiar un mismo lugar durante hasta 36 horas se convierte en pura meditación. Me ha hecho conocer las cosas de una manera única, inspirando profundas percepciones en la narrativa del mundo, y las frágiles interacciones de la humanidad dentro de nuestro mundo natural y construido", afirma el autor.

Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Recorridos sorprendentes

Recorridos sorprendentes

Tren del Fin del Mundo: El antiguo tren de los presos

Destinos exòticos

Destinos exòticos

Oceanía: un nuevo clásico del turismo millennial

  © 2019 | Revista GO | Todos los derechos reservados | Politicas de privacidad