Hotel dulce hotel VOLVER

Irresistible pausa junto al mar

Un sinfín de oportunidades que esperan ser descubiertas se reparte entre playas de arenas blancas y naturaleza exótica en las costas de Samaná. Allí, Bahía Príncipe Cayo Levantado ofrece tranquilidad, actividades y distensión en uno de los resorts más exclusivos de República Dominicana

El destino es sin dudas uno de los más seductores si de playas y descanso hablamos.  República Dominicana , el segundo país más grande del Caribe, alberga una propuesta única: disfrutar del relax y el ocio en Cayo Levantado, una isla tropical de 1,5 kilómetros cuadrados que regala uno de los escenarios más bellos del mundo.

Está ubicada justo frente a las bahía y península de Samaná, al norte de Dominicana, un sitio con exuberante vegetación tropical, una rica y variada fauna e impresionantes contrastes de verdes lomas, playas de arena blanca y mar cristalino. 

Con más de 850 kilómetros cuadrados, la península ofrece muchos lugares para visitar, incluyendo la plantación de cocoteros con mayor cantidad árboles por metro cuadrado en el mundo. Desde la punta norte, como un abanico se abre la bahía de Samaná, la única del Caribe con el simpático privilegio de haber sido aceptada en el "Club de las Bahías más Bellas del Mundo". Así y todo con su nombre extraño, es un grupo de destinos especiales apadrinado por la Unesco. Además de portar títulos, el lugar es el escenario de un espectáculo natural único y extraordinario, pues entre los meses de diciembre y marzo se convierte en el parador elegido por las ballenas jorobadas para su ritual de apareamiento. 

Samaná es considerado también un paraíso para el ecoturismo. El Parque Nacional Los Haitises con sus manglares, cayos y cuevas de arte rupestre se destaca del entorno; también seducen El Salto del Limón, una hermosa cascada de más de 30 metros que desemboca en una piscina natural; y por supuesto, Playa Rincón, elegida por el grupo Condé Nast como la segunda mejor playa del mundo o la Isla de Cayo Levantado, una joya de la naturaleza.

El complemento para tanto atractivo provisto por la madre tierra es el Hotel Gran Bahía Príncipe Cayo Levantado Don Pablo Collection, un resort ubicado en el pequeño cayo del que toma su nombre, distante apenas quince minutos desde Samaná. Rodeado de un mar cristalino, es un hotel con 200 confortables habitaciones especialmente ambientadas y provistas de lo más importante que un cuarto debe tener: camas enormes y realmente confortables, un jacuzzi extra large desde las Junior Suites en adelante y un frigobar incluido que se regenera una vez al día.  

El hotel es lo que se denomina GL: de gran lujo, afirmación que se sostiene en los refinados detalles pensados para garantizar la comodidad y disfrute de los huéspedes en una atmósfera de verdadera distensión, ideal para disfrutar con la familia, en pareja o entre amigos.

Este Don Pablo Collection, de elegante estilo colonial, se emplaza en un sector de la reserva de Cayo Levantado que permite obtener majestuosas vistas de las playas de Samaná incluso desde las habitaciones. Además de las camas extra King size, el confort se expresa a través de baño de mármol con bañera de hidromasaje, televisión satelital, servicio de habitación 24 horas, cenas free y a la carta. Las habitaciones más exclusivas agregan un jacuzzi exterior y acceso directo a la playa.

Otro punto sobresaliente del hotel, y no menos importante, es la oferta gourmet. Degustar el buffet con lo mejor de la gastronomía internacional, probar los platos de vanguardia o viajar con el paladar hasta Italia y el mar Mediterráneo, todo ello será posible en cualquiera de los restaurantes y bares del hotel, en los que reina la máxima profesionalidad. Si lo prefieren, los clientes pueden escoger cualquiera de los platos del servicio de habitaciones, a cualquier hora del día, u optar por la comida rápida del snack bar. En cualquier caso, dos de los imperdibles son la langosta que se sirve en el restaurante principal, literalmente, del mar a la cocina sin escalas y de allí al plato con máxima frescura. El otro es el Ron Dominicano Extra Viejo, que dicho sea de paso, se consigue de manera inexplicable más barato en la boutique del hotel que en el free shop del aeropuerto o en los negocios de Samaná. 

También vale mencionar el Wellness, un espacio donde se puede optar entre distintos tratamientos especiales, como masajes exóticos y únicos de la cultura caribeña, masajes musculares y deportivos, con piedras calientes y aceites esenciales, reflexología, drenaje linfático, tratamientos faciales anti-estrés, anti-envejecimiento, reafirmantes y equilibrantes. 

Dentro de los programas que se ofrecen, se pueden citar tratamientos corporales a base de chocolate, coco, fango, aloe vera y un circuito Spa-Relax que incluye baño turco, sauna finlandesa, pileta de aguas frías, ducha tormenta tropical y una piscina dinámica con camas de burbujas y chorros cervicales. Los nombres por momentos suenan extraños pero se convierten en anécdotas luego de sentir los niveles de relax que proveen.

Por su entorno paradisíaco, y por todo lo que ofrece el Gran Bahía Príncipe Cayo Levantado Don Pablo Collection, los huéspedes viven unas vacaciones de ensueño, rodeados de verdadero lujo, con un servicio y una calidad exclusivos, donde el entorno ofrece una postal maravillosa, irresistible para tomar un merecido descanso lejos de las ocupaciones y muy cerca del bienestar.

Y lo mejor del caso es que está intervención en el paisaje prístino se hace con un gran respeto, al punto que el establecimiento ha sido galardonado con la prestigiosa Bandera Azul con que la Fundación de Educación Ambiental con sede en España reconoce el esfuerzo realizado en calidad del servicio, en gestión, educación ambiental y en seguridad. Porque nada de este lujo tendría sentido si no se pudiera sostener el escenario perfecto que le da brillo. 

Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Revista GO | Todos los derechos reservados | Politicas de privacidad